diferencia entre gotelé y picado

17-02-2023 988

El gotelé y el picado: conoce las diferencias entre estas técnicas decorativas para paredes y techos. Descubre qué es cada una, cómo se aplican y se eliminan, y cuál es el resultado final que se obtiene en la superficie. Además, como especialista en gotelé, te ofrezco algunos consejos útiles para que puedas llevar a cabo estas técnicas de manera exitosa en tu hogar.

¿Qué es el gotelé?

El gotelé es una técnica de aplicación de una capa de material sobre las paredes o techos que crea una textura de granulosidad fina y uniforme con un patrón en forma de semillas de poca profundidad. Esta técnica se utiliza a menudo para hacer que una pared parezca menos sucia o para enmascarar imperfecciones.

El gotelé se puede aplicar en diferentes grosores para producir diferentes texturas. Esta técnica se aplica utilizando diferentes herramientas, como rodillos de textura, compresores de aire y pistolas de pulverización.

A pesar de que el gotelé fue muy popular en las décadas de 1970 y 1980, actualmente ha ido perdiendo popularidad debido a su aspecto desactualizado y difícil de limpiar.

¿Qué es el picado?

El picado es una técnica de eliminación de gotelé en la que se utiliza una herramienta especial para raspar la superficie de la pared o el techo y se golpea suavemente para crear pequeñas imperfecciones. Con el picado se eliminan los bultos del gotelé para crear una superficie suave y uniforme.

Esta técnica de eliminación de gotelé, también se llama raspado, se puede llevar a cabo tanto en paredes como en cielos rasos. La eliminación de gotelé mediante picado a menudo es necesaria para renovar una habitación, ya que el gotelé puede ser difícil de pintar.

¿Cuál es la diferencia entre el gotelé y el picado?

La principal diferencia entre el gotelé y el picado es la función de cada técnica. El gotelé se utiliza para crear textura en una pared o un techo, mientras que el picado se utiliza para eliminar la textura. Además, aunque ambas técnicas pueden requerir una preparación previa de la superficie, el picado es un proceso de eliminación en lugar de una aplicación.

Otra diferencia importante entre el gotelé y el picado es la apariencia final que deja en la superficie. El gotelé deja una textura en la pared, mientras que el picado deja la superficie lisa y uniforme. Además, el gotelé se hace generalmente para ocultar imperfecciones en la pared, mientras que el picado se hace para quitar el gotelé existente.

Consejos de un especialista en gotelé

Si decides aplicar un gotelé en tu hogar, asegúrate de utilizar una herramienta adecuada para aplicar el material y crear la textura que deseas. Si no estás familiarizado con la aplicación del gotelé, es recomendable practicar primero en una pequeña superficie para obtener el efecto deseado antes de aplicar el gotelé en una superficie grande.

Si decides eliminar el gotelé existente, el picado es una buena opción. Si trabajas con una pared de yeso o placa de yeso, es importante usar herramientas adecuadas y tomar precauciones especiales para evitar dañar la superficie. También es importante preparar adecuadamente la superficie antes de aplicar cualquier material nuevo.

Sea cuales sean tus necesidades de paredes texturizadas, es importante que elijas una técnica que cumpla tus necesidades de estilo y diseño. Si optas por el gotelé, asegúrate de que la textura tenga el aspecto que deseas, y si deseas una superficie lisa, utiliza el picado para eliminar el gotelé.

En conclusión, la elección entre el gotelé y el picado dependerá del resultado que quieras conseguir y de si deseas una textura o una superficie lisa en tus paredes o techos. Ambas técnicas pueden tener resultados impresionantes cuando se aplican correctamente.

Recuerda que siempre es importante contar con la ayuda de un profesional en caso de que tengas dudas o quieras lograr un resultado perfecto. Siguiendo estos consejos, podrás lograr crear una pared texturizada o renovar la superficie de tus paredes al estilo que desees.