gotele opiniones

18-02-2023 331

Si hay algo que caracteriza a las paredes de las viviendas españolas es el gotelé. En las últimas décadas, esta técnica de acabado de paredes ha estado muy presente en la decoración de interiores de nuestros hogares. Sin embargo, a lo largo de los años, las opiniones de los propietarios sobre el gotelé han variado, encontrándose tanto defensores como detractores de esta técnica.

Hay quienes opinan que el gotelé es una solución práctica para disimular irregularidades y dar textura a la pared, mientras que otras personas creen que esta técnica queda anticuada y estética de los años 90. En cualquier caso, es cierto que el gotelé posee algunas ventajas y desventajas que conviene conocer antes de decidir apostar por él o quitarlo.

En cuanto a las ventajas del gotelé, cabe destacar que esta técnica permite ocultar pequeñas fisuras, grietas y humedades de la superficie. Además, el gotelé aporta textura a la pared, lo que puede dar un toque diferente y personal al espacio. Asimismo, gracias al gotelé, es posible conseguir un ambiente acogedor y romántico en la vivienda, en especial si se usa una pintura blanca o crema.

No obstante, existen también algunas desventajas en la aplicación del gotelé. La primera y más evidente es que resulta bastante difícil pintar sobre esta técnica de acabado, lo que puede generar dificultades si se quiere cambiar la decoración o si se produce algún desperfecto en la superficie. Un segundo inconveniente es que el gotelé puede resultar incómodo a la hora de limpiar la pared, ya que acumula polvo entre los relieves. Por último, cabe destacar que el gotelé no queda bien en todas las paredes, especialmente en paredes con combinaciones de formas irregulares.

Si eres partidario del gotelé, es importante saber que esta técnica se aplica a través de una pistola de aire que es capaz de lanzar pequeñas gotas de pintura sobre la superficie deseada. Sin embargo, antes de aplicar el gotelé es importante que la pared se encuentre perfectamente limpia y seca. Además, es esencial utilizar una pintura de calidad que permita que las gotas se adhieran de manera efectiva a la pared.

Si por el contrario, eres de los que quieren quitar el gotelé y darle un toque más moderno a la decoración, no está de más saber que se puede retirar esta técnica de forma relativamente sencilla. Para ello, es necesario lijar la pared y aplicar una capa de sellador que permita alisar la superficie. Una vez realizado este proceso, es momento de aplicar una capa de pintura que deje la pared lisa y uniforme.

En conclusión, el gotelé es una técnica que puede ser una buena opción para dar textura y personalidad a la pared, aunque también presenta dificultades a la hora de su mantenimiento. Si decides aplicarlo, asegúrate de utilizar productos de calidad que permitan que las gotas se adhieran de manera efectiva a la pared. Si decides eliminarlo, recuerda que es un proceso sencillo, pero que requiere paciencia y dedicación para dejar una pared con un acabado perfecto.

Mi consejo final es que, antes de tomar cualquier decisión sobre el gotelé, es importante que te plantees cuál es el objetivo que quieres conseguir y cuáles son las necesidades de tu vivienda. En función de ello, podrás valorar los pros y contras del gotelé y decidir si es la mejor opción para tu hogar.