quitar gotelé o cubrirlo

03-02-2023 209

Si estás buscando una forma de actualizar el aspecto de tus paredes, una de las mejores opciones es eliminar el gotelé. Este acabado de textura áspera fue común en las décadas de los 80 y 90, pero en la actualidad no se considera una tendencia en el diseño de interiores. Si deseas quitar el gotelé, existen algunos pasos a seguir para hacerlo correctamente y dejar tu pared suave y lista para una nueva capa de pintura.

Quitar el gotelé

Para quitar el gotelé de las paredes, necesitarás evaluar la calidad del gotelé, preparar la superficie de la pared y seguir algunos pasos importantes:

Paso 1: Preparar el área

Antes de comenzar a quitar el gotelé, asegúrate de que la zona esté libre de muebles y otros objetos que puedan estorbar. Cubre el suelo y las superficies que no deseas manchar con una toalla grande para protegerlas. Además, protege cualquier interruptor de luz, enchufe u otro elemento que no desees cubrir con masilla o pintura.

Paso 2: Mojar la superficie

Una vez que hayas preparado el área, es importante humedecer la superficie del gotelé. Esto suavizará la textura, lo que ayudará a que sea más fácil de raspar. Utiliza un rociador de agua para humedecer la pared, asegurándote de no empaparla demasiado para no dañar la estructura de la pared.

Paso 3: Raspar la textura

A continuación, utilizando una espátula o una herramienta similar, raspa la superficie suavemente para quitar la textura del gotelé. Realiza este paso con cuidado para no dañar la pared debajo. Comienza en una esquina y trabaja en pequeñas secciones. Una vez raspad el gotelé, utiliza una esponja húmeda para limpiar la pared.

Paso 4: Reparar la pared si es necesario

Si al quitar el gotelé, la pared ha quedado irregular o dañada, deberás aplicar una capa de masilla para reparar cualquier agujero o imperfección. Una vez que la masilla se haya secado completamente, utiliza un papel de lija para igualar la superficie antes de pintar.

Paso 5: Pintar la pared

Una vez que hayas quitado el gotelé y reparado cualquier daño en la pared, deberás pintarla para darle un aspecto nuevo. Asegúrate de que la pared esté completamente seca antes de comenzar a pintar. Además, debes elegir la pintura adecuada según tus necesidades y el tipo de pared a pintar.

Cubrir el gotelé

Otra opción disponible para cambiar el aspecto del gotelé es cubrirlo con placa de yeso. Este método es fácil de realizar, y no requiere quitar el gotelé por completo:

Paso 1: Preparar el área

Antes de comenzar a cubrir el gotelé, deberás preparar la superficie para que sea más fácil trabajar. Esto incluye limpiar la pared y retirar cualquier papel o pintura que pueda desprenderse durante el proceso. En caso de que haya algún daño en la pared, es recomendable repararlo antes de cubrir la superficie para que la nueva textura se adhiera bien.

Paso 2: Aplicar la placa de yeso

Una vez que hayas preparado la superficie, deberás aplicar una capa de placa de yeso en la pared. La medida de la placa de yeso dependerá de la superficie que quieras cubrir. Se recomienda utilizar placas de yeso de al menos 0,5 centímetros para asegurarte de que sea efectivo.

Paso 3: Ajustar la placa de yeso

Después de aplicar la placa de yeso, deberás ajustarla adecuadamente. Asegúrate de que la placa de yeso se ajuste a la pared y que esté nivelada. Se recomienda utilizar un nivel para garantizar que la placa de yeso esté perfectamente ajustada y nivelada antes de continuar. Una vez que hayas ajustado la placa de yeso, deberás esperar a que el yeso se seque por completo antes de continuar.

Paso 4: Lijar la superficie

Una vez que la placa de yeso se haya secado por completo, deberás lijar la superficie para que esté completamente lisa. Utiliza un papel de lija para lijar la superficie en movimientos circulares, asegurándote de no aplicar demasiada presión al lijar y terminar con una superficie lisa.

Paso 5: Pintar la superficie

Una vez que hayas ajustado y lijado la placa de yeso, deberás pintar la superficie para que tenga un aspecto completamente nuevo y uniforme. Asegúrate de que la superficie esté completamente limpia y seca antes de comenzar a pintar. También deberás elegir la pintura adecuada según tus necesidades y el tipo de pared que estés cubriendo.

Consejos finales

Antes de comenzar cualquier trabajo para quitar el gotelé o cubrirlo, es importante seguir las instrucciones cuidadosamente. Si no tienes experiencia en este tipo de trabajos, es recomendable contratar a un profesional para que lo haga por ti. Además, es importante utilizar las herramientas y materiales adecuados para garantizar un trabajo efectivo y duradero.